Red de profesionales y consultorios odontológicos en Córdoba, contamos todas las especialidades dentro del ámbito de la salud bucal.
Sab: 9:00 AM - 2:00 PM

Related Posts

Blog

Muelas de juicio - Principal

Muelas de juicio: las 10 preguntas más frecuentes

Muelas de juicio - radiografíaLa extracción de las muelas de juicio es un proceso por el que muchas personas deben pasar. Si bien existen algunos temores, la realidad es que en la mayoría de los casos se trata de una intervención bastante sencilla. De hecho, sólo suele tomar unos días sanar y volver a la normalidad. Pero para ello, ¡es muy importante prestar atención a las recomendaciones que brindan los odontólogos!

En este artículo repasamos las 10 preguntas más frecuentes para que no te quede ninguna duda, algunas cuestiones curiosas, ¡y brindamos consejos para que te recuperes cuanto antes!

1. ¿Cuándo aparecen las muelas de juicio y por qué salen?

Las muelas de juicio son una tercer línea de molares que se ubican en la parte posterior de la boca. Generalmente, aparecen entre los 16 y 25 años.

Para entender por qué salen las muelas de juicio, es necesario remontarnos a nuestros ancestros. En el pasado, los hombres tenían una alimentación diferente a la nuestra, y el tercer molar era de gran utilidad para triturar los alimentos. Con el tiempo, nuestra dieta pasó a ser más “blanda”, y las muelas de juicio comenzaron a perder sentido. De hecho, y como prueba de la evolución, muchas personas nacen sin el tercer molar.

 

2. ¿Por qué se llaman así? 

Su nombre se relaciona con la edad a la que suelen aparecer. A los 16 años, se entiende que una persona tiene un juicio y madurez más desarrollados. Todo ello, en comparación a la aparición del resto de la dentición definitiva, que se produce entre los 6 y 12 años.

 

3. ¿Por qué se extraen las muelas de juicio? 

Algunos de los motivos por los que se extraen las muelas de juicio son

Muelas de juicio - Razones

  • Se encuentran retenidas. Debido a que están muy atrás de la boca, muchas veces las muelas de juicio no salen normalmente. De hecho, pueden quedar atrapadas entre la mandíbula o encías, lo que puede resultar doloroso.
  • Salen en un ángulo incorrecto. Esto puede provocar que generen presión sobre otros dientes, y terminen moviendo la dentadura. También, pueden crecer hacia la parte posterior de la boca o quedar retenidas de manera horizontal en la mandíbula.
  • La boca no es suficientemente grande. Por ende, la mandíbula no tiene lugar para un conjunto extra de muelas.

Cuando ocurre alguna de estas situaciones, las muelas de juicio pueden llegar a causar problemas tales como dolor o infecciones. En estos casos, es importante removerlas. 

4. ¿Cuáles son los problemas que pueden traer?

  • Dolor agudo y persistente en la boca.
  • Compromiso en la estructura de la boca: daño a un diente cercano o hueso circundante. Desaliño o daño en las piezas dentales vecinas.
  • Comida atrapada dentro o detrás de la muela de juicio, lo que conlleva acumulación de placa y posible formación de caries.
  • Infección o inflamación de las encías (enfermedad periodontal).
  • Desarrollo de quiste (saco lleno de líquido) alrededor de la muela de juicio.
  • Complicaciones con tratamientos de ortodoncia para enderezar otros dientes.

 

5. ¿Cómo es el procedimiento de extracción? 

El procedimiento para extraer las muelas de juicio dependerá del grado de retención que presenten, lo que se vislumbra en la ortopantomografía. En la mayoría de los casos, la intervención no toma más de 20 minutos.

Será el odontólogo quien explique cómo debe prepararse su paciente para el procedimiento. Por ejemplo, si el paciente fuma, se le pedirá que deje de fumar ya que favorece el riesgo de infección. Consecuentemente, podría demorar la recuperación.

Generalmente, en la intervención se utiliza anestesia local, que anula el dolor en las encías. Una vez que ésta ha hecho efecto, el odontólogo ampliará el área donde se sitúa la muela mediante un instrumento llamado “elevador”, o un par de pinzas especiales. Luego, moverá la muela hacia un lado y otro hasta que esté lo suficientemente floja como para ser extraída por completo.

En casos donde la muela sea más compleja de extraer, el dentista podrá realizar un pequeño corte en las encías, e incluso quitar un poco del hueso maxilar para que le muela quede expuesta. Luego, se extraerá y de ser necesario se cerrará la herida con puntos de sutura.

 

6. ¿La intervención es dolorosa? 

La extracción de las muelas de juicio es una de las intervenciones que peor “fama” tiene. Nada más alejado de la realidad: si bien el procedimiento puede resultar un tanto molesto, la realidad es que la mayoría de los casos son simples de resolver. Más aún si la muela ya ha salido, lo que requiere unas pocas maniobras por parte del odontólogo.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que se utiliza anestesia, lo que insensibiliza la zona por completo. Posteriormente, los pacientes son recetados con antiinflamatorios, que favorecen a la reducción casi total de las molestias.

 

7. ¿Cuánto tiempo demora la recuperación?

 La recuperación dependerá de la complejidad de la extracción que se ha realizado. Generalmente, no suele demorar más de dos semanas, e incluso, las molestias acaban mucho antes.

El proceso de recuperación puede dividirse en las siguientes etapas:

  1. Primeras 24 horas: se formarán coágulos de sangre. ¡Esto es completamente normal! En uno o dos días, este coágulo comenzará a llenarse de un tejido de reparación, que será la base para el desarrollo de nuevo tejido óseo.
  2. 2 a 3 días: la hinchazón de la boca y mejillas debería desaparecer.
  3. 7 días: se quitarán los puntos de sutura, en caso de haberse realizado.
  4. 7 a 10 días: la rigidez y el dolor de mandíbula deberían desaparecer.
  5. 2 semanas: cualquier hematoma leve en la cara debe sanar.

 

8. ¿Qué cuidados debo tener para sanar bien?

En primer lugar, es fundamental seguir al pie de la letra las recomendaciones brindadas por el odontólogo. Además, estos son algunos consejos que pueden ayudar en la recuperación.

  • Es normal que durante el primer día salga sangre de la zona intervenida. Puedes reemplazar la gasa siguiendo las instrucciones del dentista. Además, trata de no escupir demasiado, ya que ello podría desplazar el coágulo que se ha formado.
  • El odontólogo indicará qué medicamentos tomar para disminuir el dolor de la zona afectada.
  • Hinchazón y moretones. Recomendamos utilizar una compresa fría y situarla sobre la mandíbula. Ello ayudará a aliviar el hinchazón, así también como el dolor.
  • Procura descansar durante todo el día luego de realizar la extracción. Al día siguiente podrás retomar tus actividades normalmente. Recomendamos no realizar esfuerzos físicos excesivos, ya que ello podría romper el coágulo que se ha formado.
  • Hidratación. Durante las primeras 24 horas, no tomes bebidas calientes. También evita el alcohol, el café y las gaseosas.
  • Alimentación. Deberás llevar una dieta blanda durante las primeras 24 horas. El helado es ideal, ya que su temperatura ayuda a aliviar el dolor. Cuando puedas tolerarlo, comienza a comer alimentos semiblandos. Evita alimentos que puedan atascarse en la zona intervenida o irritar la herida.
  • Durante las primeras 24 horas no debes cepillarte los dientes ni enjuagarte la boca. Podrás hacerlo luego de ese tiempo teniendo especial cuidado cerca de la herida.
  • Tabaco. Si fumas, no lo hagas al menos durante las primeras 72 horas. El tabaco puede demorar la cicatrización, además de aumentar el riesgo de sufrir complicaciones.
  • Puntos. Hay casos en que los puntos no son necesarios. En caso de tenerlos, puede que éstos se reabsorban en unos días, o debas programar una cita para que te los quiten.

  

9. ¿Cómo sé si tengo que sacarme las muelas de juicio?

Tal como explicamos con anterioridad, hay algunos síntomas que pueden indicar la necesidad de extraer las muelas de juicio. De todos modos, el mejor diagnóstico siempre lo puede brindar un profesional.

10. Se me salieron los puntos de sutura ¿Qué hago?

Como mencionamos anteriormente, los puntos de sutura en las muelas de juicio pueden salirse solos. Suele ser en un período de 10 días. Tu odontólogo deberá realizar un seguimiento de la cicatrización de tus encías para controlar que la recuperación post extracción sea exitosa. En general no es común que se necesiten muchos días de reposo después de sacar una muela y la cicatrización de las muelas del juicio suele evolucionar sin mayores complicaciones. Pero, si al salirse los puntos, notas que hay mucha hemorragia o el sangrado no cesa con los días, comunícate con tu odontólogo de confianza y coordina una cita para que haga una revisión pertinente.

En Bis Salud contamos con profesionales totalmente capacitados para realizar este tipo de intervención. Ya sea si sientes algún síntoma, o tienes dudas sobre si tus muelas se encuentran bien ubicadas, te invitamos a ponerte en contacto para que te brindemos un diagnóstico preciso.